Hasta siempre (blog cerrado)

La fotografía blasfema del ayuntamiento de Madrid

La teórica libertad religiosa pregonada por la  actual constitución es un arma arrojadiza que emplean los ateos para prohibir tocar el himno de España en las procesiones (#enlace), que usan los musulmanes para excusar a sus tribunales paralelos inquisitoriales (#enlace) y que se olvida aplicar el Ayuntamiento de Madrid cuando le viene en gana.

Cuando gobierna el PP, lo que cree uno es que al menos no se meterán con la religión cristiana, por lo que dicen ser, pero en Madrid ya sufrimos la repentina blasfemia sin venir a cuento que hizo el nada más y nada menos que cuñado de Esperanza Aguirre con su obra "Me cago en Dios" (#enlace), financiada por la Comunidad de Madrid. Ahora en este mismo Madrid, mientras se producía una transición de la alcaldía entre el alcalde del despilfarro económico y la subida de impuestos (Gallardón) y la exconcejal de medio ambiente que no ha hecho muy bien su trabajo que digamos (Ana Botella), se inaugura una exposición con una foto evidentemente ofensiva para cualquier cristiano que se precie.

Para que lo sepan los hipócritas, arte no es sinónimo de provocación, y libertad tampoco lo es de insulto. Se pueden hacer obras de arte sin ofender (de hecho, ninguna obra de arte real ofende a nadie, como puedan ser los cuadros de Velázquez), y a menudo las ofensivas, como este cuadro hebreo ofensivo con la Virgen María, no son ni arte.

4 COMENTARIOS:

(El blog no se hace responsable de los comentarios reproducidos a continuación).
David (el que dice lo que piensa) dijo...

Con este asunto volvemos a lo de siempre, con otras religiones no tienen cojones a meterse, pero, meterse con los católicos, sale gratis, pues pasa lo que pasa.

Saludos

Alfonso Atocha Aguilar dijo...

Y lo hacen además los que dicen ganarse el voto conservador. Vaya forma de agradecérselo a sus votantes.

David (el que dice lo que piensa) dijo...

Quisiera pensar que si lo exhibieron, fue por eso de los contratos y demás, aunque, por otra parte, los responsables de cultura en Madrid, viendo que ya se había sido objeto de quejas, pues podrían haberse evitado esta polémica.

Pero lo que si que tengo claro, es que los del pp les gusta bailar el agua a todo el mundo.

Saludos

Alfonso Atocha Aguilar dijo...

Sí, encima lo financia el ayuntamiento. Tócate los co*****.